Compartir

A 104 MPH: Por.- Juan G. Quino Martínez

“El béisbol no es sólo un juego. Su vida se desarrolla en un campo, en un campo de ensueño, un diamante verde donde los jugadores que persiguen sus sueños intentan ser lo mejor que pueden en la etapa más grandiosa, donde los hombres se convierten en niños y los niños en hombres, todos hablando un lenguaje universal sin pronunciar una sola palabra”

Tom Tatum

Monclova Campeón de la Serie del Rey.

Amable aficionado al rey de los deportes, anoche en Monclova se vivió un gran juego de pelota y como toda final, estuvo llena de emoción y drama; los equipos de Leones de Yucatán y los Acereros de Norte, llegaban con la serie empatada a tres juegos, así que todo estaba en suspenso, pero en el ambiente se vertía un presentimiento de que el equipo local lograría la hazaña de ganar el partido definitivo, para lograr el tan esperado título: la Copa Zachila.

Tuvieron que pasar 45 años para que los Acereros de Monclova, lograran coronarse por vez primera en la Liga Mexicana de Béisbol y en esta ocasión lo consiguió viniendo de atrás en la Serie del Rey, debido a que las fieras se adelantaron con la excelsa labor del Dominicano César Valdez el pasado domingo, lo cual obligaba a la furia azul a conseguir los dos triunfos en casa para poder aspirar al tan ansiado título. El martes en un emotivo partido, con una gran labor en la lomita del staff de pitcheo, lograron maniatar a la defensiva de los Leones y gracias a un tablazo de Francisco “Peggy” Peguero, lograron imponer condiciones y obligar al séptimo partido.

Así que todo estaba dicho para que el día de ayer, se realizara el séptimo juego, donde se definiría al nuevo campeón de la Liga Mexicana de Béisbol, con un lleno hasta las luminarias y una gran expectación a nivel nacional, siguiendo el partido por todos los medios posibles, ya que nadie quería perderse de esta batalla en el diamante y porque la calidad mostrada por ambas escuadras durante las dos vueltas de la campaña, prometían duelos de gran precisión y mucha estrategia.

Y para no variar, las emociones llegaron desde la primera entrada, cuando los melenudos se adelantaron en la pizarra 2 carreras a 0, cuando el segundo al bat, el italiano Alex Liddi , conectó cuadrangular por todo el jardín central llevándose por delante a Jonathan Jones. En el cierre de la tercera entrada, Noah Perio se voló la barda con un bambinazo de cuatro esquinas, con un corredor a bordo, lo que permitió a los Acereros igualar los cartones 2 carreras a 2, marcador que hacía vibrar al Horno más grande de México. En la apertura de la cuarta entrada, nuevamente se movió el marcador a favor de los reyes de la selva, cuando el cátcher, Sebastián Valle, mandó la franklin para la calle, y se encontró por delante a dos corredores en circulación para poner el marcador parcial 5 carreras a 2.

Pero la noche nos aguardaba más sorpresas y en la postrimería de la quinta entrada con base por bolas a Eric Young Jr., que marcó la salida del abridor José Samayoa, Noah Perio recibió al relevista Miguel Peña con sencillo que le dejó la mesa servida al dominicano Erick Aybar, quien desapareció la pelota por todo el jardín izquierdo para empatar de nueva cuenta la pizarra.

Los locales se fueron al frente por primera ocasión en la pizarra en el sexto inning con doblete de Erick Aybar, quien mandó a la registradora desde tercera a Alex Mejía para poner la pizarra 6 carreras a 5. Al final esa sería la carrera que marcó la diferencia. La furia azul aumentó la ventaja con dos carreras en la séptima entrada, producidas con imparables de Alex Mejía y Eric Young Jr., así como una carrera más en la octava entrada con sencillo productor de José «Chapo» Amador para el marcador de 9 carreras a 5 en la pizarra. Carlos Bustamante relevó en la octava entrada y consiguió los últimos cinco outs para apuntarse el rescate y el ansiado campeonato.

Este campeonato de la Furia Azul, es un justo premio para la paciencia de los aficionados de la vieja guardia en Monclova y que ya peinan canas, aquellos que pueden presumir a sus hijos y nietos, que vieron nacer aquella franquicia de los Mineros de Coahuila (en aquel lejano 1974-79) proveniente de aquellos Piratas de Sabinas (1971-73). Luego siguieron con la primera etapa de los Acereros (1980), cuya temporada terminó abruptamente al unirse a otros 13 equipos a la huelga y al no volver a la Liga Mexicana de Béisbol para 1981, año en que esa franquicia es declarada como desaparecida.  Continuaron con aquellos Astros (1982) que en realidad sólo fue una sede temporal, ya que originalmente iban para Tampico proveniente de Torreón (1970-81), pero al no estar listo aquel famoso estadio llamado “el Mecano”, se estableció en Monclova en ese único año. Y finalmente para 1983, al tener ese bello puerto tamaulipeco listo su estadio, se llevó su franquicia y es cuando la ciudad recibe la franquicia de aquellos Dorados de Chihuahua (1973-82) que inicia la historia de los Acereros de Monclova hasta hoy en día.

Un dato curioso de este campeonato de la Furia Azul, los Acereros de Monclova, son el primer equipo en ganar las 3 series de play offs en 7 Juegos en la Liga Mexicana de Béisbol y dicho sea de paso, las 3 series les ganó a los 3 últimos campeones de la Liga, Sultanes de Monterrey, Toros de Tijuana y Leones de Yucatán.

Así que felicitamos a la organización de los Acereros de Monclova y a su afición, ya que estuvieron apoyando en toda la temporada a su equipo y ayer demostraron su grandeza cuando ovacionaron a los jugadores y vitorearon el nombre de Leones, Leones, Leones en la grada, cuando los jugadores y staff del equipo pasaron por sus medallas, previo a que la Furia Azul de manos de Chris Carter y Francisco Peguero, alzaran la Copa Zachila, que los proclama Campeones por vez primera de la LMB.

Y así cantamos el out 27 y se cierra el telón en este primer episodio, cualquier comentario amigos no duden en comunicarse al correo jgquino@gmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here